INFIDELIDADES

A nadie le gusta acudir a un detective privado para explicarle su vida privada. Aunque una vez roto el hielo, vemos que no hay para tanto. Nosotros también somos personas con pareja y familia, y podemos vivir situaciones parecidas. Entendemos a nuestros clientes y queremos ayudar, aportando nuestro lado humano y sobre todo profesional.

En la mayoría de los casos de infidelidad, cuando una persona recurre a nuestros servicios de investigación, ya tiene bastantes indicios del engaño, pero necesita la prueba gráfica que lo confirme, para verlo y/o afrontarlo frente a su pareja.

Por este motivo estos casos se resuelven en un porcentaje muy elevado.

Otras veces, cuando el engaño o los indicios no son tan evidentes, la persona supuestamente traicionada tiene algunas sospechas, y recurre a nuestros servicios buscando conocer la verdad.

La duda sobre la fidelidad, a corto o largo plazo genera desconfianza y puede llegar a erosionar o incluso romper una relación sentimental, exista realmente o no una tercera persona.