BAJAS LABORALES

Las bajas laborales son motivadas por una incapacidad laboral temporal (ILT) de un trabajador a causa de una enfermedad o un accidente laboral.


Cuando este trabajador finge su incapacidad, exagera sus efectos o realiza actividades incompatibles con el motivo de la baja laboral, comete un fraude, provocando dificultades en el normal funcionamiento de la empresa, además de pérdidas económicas.


El trabajador incapacitado debe colaborar activamente en su recuperación y no puede realizar ni por cuenta propia ni de terceros, trabajos incompatibles con su estado.


El Estatuto de los Trabajadores establece que el empresario puede adoptar las medidas pertinentes para controlar el cumplimiento de las obligaciones del trabajador.


Las investigaciones por supuestas bajas fingidas van encaminadas a obtener y aportar información y pruebas de la existencia de conductas sancionables del trabajador incapacitado y formalizar un despido disciplinario del infractor.